WhatsApp:  +52 1 9988.45.52.98          Email:  info@mayaworld.cc          



Zona Arqueológica de Chichen Itzá

Ubicación: Mérida  |  Yucatán  |  México

 
 
Ver Album      
   
Del maya Chiché: Boca del pozo; de los Itzá: Brujos de Agua y del huasteco: Ch'iich'en: en Estado/Apariencia de pájaro, Itzam': Serpiente.

Chichén Itzá fue fundada hacia el año 525 d.C. por los Chanes de Bacalar, que después se llamaron Itzá, y más tarde: Cocomes.

Los Chanes fundaron también otras ciudades importantes como Ek Balam, Izamal, Motul, T-hó, Mérida y Champotón.

Se localiza a 188 Km. de Cancún, de Mérida dista al oriente a 120 km.

La Zona Arqueológica es un Sitio Patrimonio Mundial por la UNESCO.

Por su tamaño y gracia, este sitio revela mucho de la fascinante historia de los mayas, como el Cenote de los Sacrificios en el cual eran arrojadas las víctimas; el inmenso Juego de Pelota (el más grande de Mesoamérica); El Caracol, un observatorio astronómico maya; el edificio de las Monjas, una gran pirámide con una grieta que muestra sus diferentes etapas constructivas y en medio de una amplia plaza, el majestuoso Castillo o pirámide de Kukulcán que es un gigantesco calendario de piedra; también hay un espectáculo de luz y sonido todas las tardes justo cuando el sol hace su despedida.

En el equinoccio de primavera, numerosos visitantes acuden desde todo el mundo para observar un fenómeno arqueo-astronómico sin precedente: el cuerpo serpentino de Kukulcán que desciende desde la cima en forma de triángulos de luz y sombra para fertilizar la tierra. Además de admirar estas grandes bellezas culturales, alrededor de esta zona hay varias opciones o en el poblado de Piste a solo 2 Km. de la misma. En el trayecto de Cancún a Chichen Itzá se puede visitar la Ciudad Colonial de Valladolid y varios Cenotes que son característicos de la zona.

La imponencia de la herencia de los itzáes va más allá de la Explanada Principal, el Observatorio, el Cenote Sagrado, el Juego de Pelota y el Templo de las Mil Columnas. Esta zona arqueológica es poseedora de la obra más imponente de todas: la Pirámide de Kukulkán, donde dos veces al año, durante los equinoccios de primavera y otoño, un mágico juego de luces y sombras crea la apariencia de una serpiente que gradualmente baja por una de las escaleras de la pirámide hasta completar la emblemática serpiente emplumada.

Chichén Itzá fue la ciudad más importante de la cultura maya durante el periodo Clásico terminal y Postclásico temprano, aproximadamente entre el año 900 al 1300 de nuestra era. Fue, durante el Clásico temprano, la capital de una amplia región y cuando se erigieron edificios estilo Puuc. Con el arribo de los Itzáes, al final de este periodo, se creó un nuevo estilo que mezclaba las tradiciones mayas con las aportaciones de los recién llegados. Éste sería el segundo y mayor apogeo del sitio que concluyó con la llegada de los príncipes del Mayapán, entre 1185 y 1204 d.C.

Bastante bien conservada, los arqueólogos no se ponen de acuerdo sobre si fueron estos mayas quienes influyeron en Tula, la ciudad tolteca cercana a México D.F., con la que tiene tantas similitudes, o si los mitos sobre el exilio del rey tolteca Quetzalcóal (Kukulcán), fueron el origen del periodo de apogeo de Chichén Itzá.

Asentada tierra adentro, con un núcleo monumental de cinco kilómetros cuadrados y una extensión amplísima de viviendas y lugares de importancia secundaria, actualmente ha sido excavada en un 20%. El nombre de la ciudad significa “la boca o entrada al pozo de los itzáes”, haciendo referencia a los pozos o cenotes que abastecían de agua al lugar y que, con toda probabilidad, condicionaron su emplazamiento.

El Cenote Sagrado, era el corazón de las actividades religiosas, no solo de la ciudad de Chichén Itzá sino de toda la zona maya. Fue motivo de culto al dios de la lluvia, Chaac, desde el período Clásico Tardío en 650 d.C. y continuó hasta fines del Postclásico, en 1350 d.C. De su fondo cenagoso han sido extraídos objetos de oro, jade, cobre, tela y cestería que aparentemente fueron arrojados como ofrendas ceremoniales.

El Cenote Sagrado es casi circular, con un promedio de 60 mts. de diámetro. La superficie del agua dista 22 mts. de la orilla superior y tiene poco más de 13 mts. de profundidad en la parte central, donde el fondo es lodoso por unos 4 mts. más. Contiene un volumen de agua de aproximadamente 23,000 mts. cúbicos.

En la Chichén Antigua, la zona próxima al Cenote Sagrado, se encuentran edificios de arquitectura maya típica, sin mezcla de influjos extranjeros, como los templos de los Cuatro Dinteles, de los Tres Dinteles y del Dintel.

Las Monjas es una serie de estructuras de superposición que pertenecen a la zona habitualmente designada como Chichén Nueva, pero sus caracteres se remontan a la etapa antigua de florecimiento de la urbe.

Visualizada desde el Caracol la moderna ciudad, descuellan en el panorama la gran pirámide del Castillo, los grupos en cuadrángulo del Patio de las Mil Columnas, el arrogante Templo de los Guerreros (que encierra en su interior el Templo de Chaac Mool), el conjunto de estructuras del gran Juego de Pelota, y otras menores construcciones como el Templo de las Mesas, el llamado Osario o Tumba del Sumo Sacerdote, el Mausoleo y el Templo de las Águilas.

El conjunto del Caracol consiste, en esencia, de tres partes: la Torre misma, edificio de planta circular, y dos plataformas o terrazas en rectángulo, sobrepuestas, mayor desde luego en dimensiones la inferior, y de las cuales se eleva la estructura redonda, con escalerilla interna en espiral, circunstancia a la que debe su nombre.

El Castillo de Kukulkán "La serpiente emplumada", mide 60 metros por lado, en la base. Se eleva en nueve cuerpos decrecientes hasta la altura de 24, alcanzando así la mese que sostiene el templo, y éste levanta sus muros ocho metros más. Cada fachada o frente de la mole en pirámide, ostenta una ancha escalinata formada de 91 peldaños de piedra, conjunto que compone 364 gradas, y añadida la tierra, o la plataforma superior, 365. Rematan las escaleras del Castillo, al nivel del suelo, colosales cabezas escultóricas, de figura de serpiente.

En 1930, gracias a los trabajos arqueológicos mexicanos realizados al Castillo, se comprobó la existencia de un edificio piramidal interno, provisto de escalera solamente por la cara septentrional. A semejanza del exterior, se compone de basamento en pirámide y santuario asentado arriba. Como la externa pirámide, consta la interior de nueve cuerpos decrecientes, y guarda una estatua de Chaac Mool impresionante. Sus ojos, dientes y uñas son de hueso, hábilmente aplicado en la piedra. Guardaba la espléndida escultura de un tigre monolítico, pintado a color rojo deslumbrador. Presenta abiertas las fauces, y los ojos son un par de redondas placas de jade.

El conjunto de estructuras del gran Juego de Pelota, orientado de Norte a Sur, y situado hacia el norte del Castillo, se compone de cinco estructuras principales: el Juego de Pelota propiamente dicho, el Templo del Hombre Barbado, la Tribuna Meridional, el Templo de los Tigres y el Anexo oriental de este edificio.

El Juego de Pelota consiste esencialmente en dos macizos longitudinales y paralelos, que dejan sobre sí un espacio libre destinado al juego. Miden alrededor de 90 metros de largo, comprendiendo el espacio transversal cerca de 30. Tales macizos ofrecen una gradería sumamente ancha por el exterior, que presta acceso a la plataforma de los macizos, probable terraza destinada a espectadores; interiormente, los macizos ofrecen un muro vertical que llega a tierra. Cerca de la base se le adosan banquetas de cubierta horizontal y costado inclinado, que confina al suelo. Enclavados en estos muros interiores rectos, a cierta altura, cerca de la orilla de la terraza superior, estuvieron los discos labrados con figuras de serpientes en enlace, en que se concentraba el interés máximo del juego. Se conserva uno de los anillos.

El equinoccio solar, fenómeno arqueo-astronómico, es el momento en que la tierra es iluminada por el sol de igual forma en el hemisferio norte y en el sur. Al atardecer de los días 21 de marzo y 22 de septiembre, días del inicio de los equinoccios de primavera y otoño respectivamente, se observa en la escalera norte de la Pirámide de Kukulkán, una proyección solar, consistente en siete triángulos de luz, invertidos, como resultado de la sombra que proyectan las nueve plataformas de ese edificio, al ponerse el sol, que crea la apariencia de una serpiente que gradualmente baja por una de las escaleras hasta la cabeza, ubicada en la parte baja de la pirámide, hasta completar la emblemática serpiente emplumada. El proceso desde su comienzo hasta su culminación, dura aproximadamente 45 minutos.

Otro de los fenómenos que se observa en la pirámide maya es el equinoccio lunar que sucede durante la madrugada de luna llena, en el que se repite el juego visual de los triángulos de sombra en la escalera de la pirámide El Castillo, que simulan el descenso de la serpiente emplumada.

Durante el amanecer de los días 20, 21 y 22 de junio, tiene lugar el solsticio de verano, este espectacular fenómeno provoca que la luz ilumine sólo las caras norte y este de la pirámide, mientras que las caras sur y oeste permanecen en la sombra. En invierno ocurre lo inverso, es decir, la parte iluminada se oscurece y la oscura se ilumina, además de que no ocurre al amanecer, sino al atardecer de los días del 20 al 22 de diciembre.

El espectáculo de luz y sonido, "La noche de los mayas", es una narración de una parte de la historia de los mayas. Chichén Itzá está localizada al oriente de Yucatán, por la carretera a Cancún, a 120 km. de Mérida.

La arquitectura de Chichén Itzá es bastante innovadora respecto de las ciudades mayas clásicas. Grandes columnas y pilastras, construidas con enormes bloques de piedra superpuestos y, a menudo tallados, pueblan los edificios por dentro y por fuera, especialmente en el conjunto llamado de las Mil Columnas, cuya función fue probablemente la de mercado.

Cuenta con un museo de sitio que vale la pena visitar.

Chichén - Itzá, una de las Principales Ciudades Mayas del Posclásico.

Los Putunes se establecieron al sur del río de la Pasión y llamaron a su tierra Acalán ("lugar de dos poblaciones principales: Potonchan (Putunchan), situada en la desembocadura del río Grijalva e Itzamkanac, junto al actual río de la Candelaria que desemboca en la laguna de Términos. Itzamkanac era la capital de Acalán, pero tal vez fuera Potonchán la primera población. En efecto, esta dominaba el comercio relacionándose con los zoques y con los habitantes de las tierras altas de Chiapas. En cambio, Itzamkanac estaba ubicada demasiado río arriba para llegar a ser un importante puerto de intercambio. De ahí que Xicalango, el gran centro comercial situado en la laguna de Términos y controlado por Itzamkanac, supliera esta función.

Establecieron numerosos puertos en esas rutas, entre los que destacan Cozumel, Xel-Há, Bahía de la Ascensión y Polé (la actual Xcaret), en Quintana Roo, que fueron dominados por una rama de los Putunes, a quienes se conoce como itzáes ("aquellos que hablan la lengua).

Desde Polé los itzáes penetraron tierra adentro para conquistar Chichén en 918, y desde entonces tomo el nombre de Chichén-Itzá. Hacia el 950, dominaban toda la región oriental hasta Bakhalal (Bacalar) y Chactemal (Chetumal). Una vez controlada la zona, esta rama Itzá de los Putunes estableció comunicación con sus vecinos mexicanos del sur de Campeche. Se supone que los itzáes, -quienes hablaban tanto el chontal como el náhuatl y habían absorbido profundas influencias del centro de México- recibieron a Quetzalcóatl, llamado en maya Kukulkán. Este había huido de Tula y se alió con los chontales para conquistar Chichén Itzá en 987. De esta época datan las influencias toltecas en el arte y la arquitectura mayas.

Es conveniente recalcar que autores como Enrique Florescano, Leonardo López Luján y Alfredo López Austin, ponen en duda que el Quetzalcóatl histórico haya llegado a Yucatán. En primer lugar, porque las fechas no coinciden. En segundo, porque similares argumentos presentaban los nobles mixtecos, tarascos y más tarde los mexicas para legitimar su posición en la estructura social. Tanto el mito Tollan y la de la huida de Quetzalcóatl, como las expresiones artísticas y la vocación eminentemente guerrera de las sociedades mesoamericanas del período Posclásico Temprano forman parte de un complejo muy extendido por toda la región en ese tiempo.

Hacia el año 1000, Chichén Itzá formó una alianza con los Cocomes de Mayapán y los Xiu de Uxmal. Dicha alianza es conocida con el nombre de Confederación o Liga de Mayapán, rota en 1194 por Hunac Ceel, líder de los Cocomes. Las hostilidades desembocaron en la derrota tanto de los itzáes como de los Tutul Xiúes. El auge de Chichén-Itzá y de sus gobernantes maya-toltecas terminó en caos hacia fines del siglo XIII. Los itzáes abandonaron su ciudad y se dirigieron a las selvas desiertas del Petén. Allí, en el lago Petén Itzá, fundaron una nueva población localizada en la isla de Tayasal.

La supremacía de Mayapán llegó a su fin hacia 1441, cuando el líder Xiu de Uxmal, Ah Xupan Xiu, la destruyó masacrando a la familia real Cocom. Durante su apogeo, Mayapán llegó a tener hasta 12 mil habitantes. Era una ciudad fortificada, rodeada de una muralla de piedra. Se pueden ver en su arquitectura claras influencias toltecas.

Las crónicas mayas establecen claramente que los Putunes conservaron su poder sobre la región de Bakhalal y Chactemal durante el periodo de la dominación de Mayapán (1200-1480) pero ni por eso abandonaron el dominio de su antiguo territorio al sur de Tabasco, sino que hicieron constantes viajes de ida y vuelta a Potonchán.

A la caída de Mayapán, la península de Yucatán se dividió en 16 pequeños estados, cacicazgos o provincias, cada uno con su propio gobernante. Entre estos cacicazgos existían rivalidades y guerras constantes, herencia de las luchas sin tregua entre los Xiu y los Cocomes. Esa era la situación reinante a la llegada de los primeros españoles.

En el Petén, Tayasal de los Itzaes, Zacpetén de los Ko'woj y Queixil de los Yalnain, fueron las últimas ciudades mayas y mesoamericanas en ser conquistadas, en el 1697 DC, después de varios intentos fallidos, incluyendo unos de Hernán Cortés en 1542.

En el altiplano sur surgieron otros estados mayas, entre ellos el reino K'iche' basado en Q'umarkaj (Utatlán), que produjo el Popol Vuh, la obra histórica y mitológica más conocida de los mayas. Otros estados en las tierras altas de Guatemala incluyen el reino Mam en Huehuetenango (Saculew), Kaqchikel en Iximché, Chuj en San Mateo Ixtatán y Poqomam, probablemente en Mixco Viejo.

"La Conquista de México, Puso Fin a las Culturas Prehispánicas."





SERVICIO DE TRASLADO PRIVADO DESDE LA COMONIDAD DE SU HOTEL

EL EQUINOCCIO MAYA

CANCUN | CHICHEN ITZA | VALLADOLID | CENOTE IK KIL
3 días 2 noches | 20 al 22 de Marzo, 2017

Paquete Equinoccio Chichen Itza Cancun
Cancun Equinoccio Chichen Itza
Cancun Chichen Itza Equinoccio
OTROS ATRACTIVOS QUE DEBE DE CONOCER EN YUCATáN

Celestún
Ruta de los Flamingos
Zona Arqueológica de Ake